Menu
08/12/2019
A+ A A-

Histórico encuentro de líderes cubanos con líderes hemisféricos y de la OEA reclamando un cambio democrático en Cuba

El encuentro se realizó con la participación de Luis Almagro, Secretario General de la OEA, y de diversas personalidades continentales y representantes de gobiernos democráticos de A.L., Europa y Taiwán.

Miami FL, Oct.25 (DP.net).– "Hay que empezar por Cuba, el día que liberemos Cuba, (…) habremos dado el paso fundamental para erradicar todas las dictaduras del continente", dijo Luis Almagro, Secretario General de la OEA.

La convocatoria realizada por la Organización de Estados Americanos (OEA), junto a una comisión organizadora compuesta por grupos opositores, invitó a toda la sociedad civil y la oposición cubana a ratificar el Acuerdo por la Democracia y realizar acciones por el fin de la dictadura comunista en la Isla.

El multitudinario encuentro Pasos de Cambio logró reunir a más de 600 personas en la Torre de la Libertad de la ciudad de Miami. Entre ellas, una representación de la vasta mayoría de las organizaciones de la resistencia, el exilio y la oposición en Cuba. Los principales invitados y exponentes denunciaron la ilegitimidad del nuevo gobierno impuesto en la Isla y propusieron los cambios necesarios para una transición democrática en el país, sumido desde hace más de 60 años en la dictadura castro-comunista.

Contó con la participación de varios líderes hemisféricos como el Secretario General Luis Almagro, el Presidente de Colombia, Iván Duque (por video), Carlos Trujillo, Embajador de Estados Unidos en la OEA, y la Subsecretaria de Estado Adjunta de los Estados Unidos, Carrie Filipetti.

El programa dio inicio con un minuto de silencio en honor a todas las víctimas de la dictadura comunista en Cuba y con una mención a los más de 120 presos políticos en la Isla. Esto fue seguido por la exigencia al régimen de La Habana de que entregue una prueba de vida de José Daniel Ferrer, líder de la UNPACU y Cuba Decide, que lleva más de tres semanas detenido-desaparecido en manos de la policía política del régimen.

De igual manera, Rosa María Payá, promotora de la iniciativa "Cuba Decide", expresó que "este encuentro afianza la unidad de propósito de la oposición y el pueblo en favor del cambio democrático, denuncia la ilegitimidad del gobierno designado por la dictadura cubana, y compromete a todos los participantes y a la comunidad internacional con la urgencia de poner fin a esa dictadura en la Isla, para eliminar el principal obstáculo a la paz que enfrenta el continente".

Luego de las palabras introductorias del presidente de Miami Dade College, Dr. Rolando Montoya, el ex congresista Lincoln Díaz-Balart, del Instituto La Rosa Blanca, guió la ceremonia de ratificación del Acuerdo por la Democracia, un documento que manifiesta los "principios fundamentales sobre los que todos podemos estar de acuerdo, una sombrilla en la que todos cabemos", y recordó que "cada concepto y cada palabra fue consensuada" hace más de veinte años, cuando el Acuerdo fue aprobado por cubanos de la Isla y el Exilio. “Cuba resurgirá de las cenizas, pero es obligación de los cubanos tirar del arado y no mirar atrás…”, aseguró el excongresista Lincoln Díaz-Balart.

El documento ratificado resalta el descontento del cubano dentro de la isla y la necesidad de que “el pueblo actúe decididamente” para hacerle frente al régimen, y hace un llamado a extremar los esfuerzos para cumplir este “Acuerdo por la Democracia en Cuba”, firmado en La Habana, en el año 1998, y refrendado en Polonia, en 2007.

Blanca Reyes, de la Damas de Blanco, y Silvia Iriondo, de MAR por Cuba, leyeron los nombres de las más de 160 organizaciones que ratificaron o se unieron por primera vez al Acuerdo, mientras los miembros del comité organizador, en representación de todas ellas, subieron al escenario a firmarlo.